¿Qué es la congestión nasal?

  • La congestión nasal o ‘’nariz tapada’’ produce una sensación de taponamiento de la nariz que dificulta la correcta respiración y en muchas ocasiones la impide completamente.
  • La congestión nasal se produce cuando los vasos sanguíneos de la mucosa se dilatan e inflaman la zona, estrechando los conductos nasales.
  • Si además se produce un acúmulo de mucosidad se dificulta todavía más la respiración.

¿Cuáles son las causas principales que provocan la congestión nasal?

  • La congestión puede producirse por causas de origen muy diverso, desde alérgicas a infecciosas.
  • Puede existir congestión nasal con secreción purulenta o acuosa, de manera estacional o perenne, según se mantenga o no en el tiempo.
  • Es uno de los síntomas más frecuentes consultados en atención primaria. Normalmente es considerado el síntoma más molesto de todos los que se suelen presentar cuando sufrimos infecciones de las vías respiratorias altas.
  • La mayoría de gente piensa que la nariz se “tapona” por el exceso de mocos, pero no es así, la congestión se produce porque la parte interna de la nariz (los vasos sanguíneos) se inflama como respuesta al ataque de virus y bacterias, como en resfriados o gripes, o en caso de procesos alérgicos.
  • Las principales causas que provocan congestión nasal son:
    • Gripe: El virus de la gripe o influenza, propia del invierno, es otra de las causas de la congestión nasal.
    • Resfriado: Otra infección de las vías respiratorias que también provoca congestión nasal, además de lagrimeo, escalofríos, dolor de cabeza, dolor de garganta en cualquier época del año.

¿Cuáles son los principales síntomas de la congestión nasal?

  • Aunque ya de por sí la congestión es un síntoma y no una enfermedad, hay otra serie de síntomas que suelen acompañar a esta incómoda molestia, como pueden ser:
    • Sensación de taponamiento dentro de la nariz.
    • Dificultad para respirar.
    • Es habitual que la congestión temporal de nariz se acompañe de otros síntomas como dolor facial, estornudos o rinorrea.
    • La congestión nasal es uno de los principales síntomas en los procesos catarrales y alérgicos.
    • Se trata de una obstrucción nasal, causada por la inflamación de los vasos sanguíneos, que dificulta la respiración, sobre todo por la noche o cuando te encuentras tumbado.

¿Cómo podemos prevenir y combatir la congestión de la nariz? Tratamiento farmacológico de la congestión nasal

  • El tratamiento de la congestión nasal se basa en el uso de medicamentos que actúen aliviando la sintomatología, los descongestivos nasales.
  • Existen distintos tipos de medicamentos que pueden ayudar a aliviar la congestión nasal y pueden ser administrados tanto por vía oral como por vía tópica (sprays descongestivos), que son los que principalmente se usan.
  • Los medicamentos descongestivos para combatir la congestiópn nasal son principalmente:
    • Fenilefrina
    • Oximetazolina
    • Tramazolina
    • Nafazolina
    • Xilometazolina
    • Pseudoefedrina
  • Actúan reduciendo la inflamación de las mucosas nasales, mejorando la capacidad de respirar.
  • Por lo general, se aconseja un empleo máximo de 4-5 días.

Consejos higiénicos para prevenir y mejorar la congestión nasal

  • Mantener una correcta limpieza de las fosas nasales: Utilizando soluciones salinas de agua de mar en forma de spray podemos limpiar las fosas nasales. Esto ayuda a limpiar el exceso de polen, polvo u otros residuos que quedan atrapados en los conductos nasales.
  • Suénate las veces necesarias, pero no en exceso, ya que esto te provocará más irritación. Así mismo debes evitar tocarte a menudo la nariz.
  • Escoge pañuelos más suaves o incluso de tela.
  • Hidrata la zona afectada con productos específicos, como bálsamos o cremas para proteger la nariz.
  • Evita la sequedad ambiental. El vapor de agua es una muy buena idea para humedecer el ambiente, puedes utilizar humidificadores o realizar baños de vapor.
  • Mantente bien hidratado: Beber muchos líquidos y mantenerte bien hidratado puede ayudar a diluir y drenar la mucosidad, aliviando los síntomas de la congestión nasal.
  • Haz baños de vapor: Los baños de vapor ayudan a abrir las vías aéreas y a diluir la mucosidad, lo que facilitará la expulsión de moco. Además, los baños de vapor de eucalipto o laurel van muy bien contra la congestión nasal.