LA PIEL ES PARA TODA LA VIDA, USA EL SENTIDO COMÚN CON EL SOL

Con la primavera llega el buen tiempo y aumentan las horas de sol. Ya sea por placer o por determinados trabajos que se realizan al aire libre, aumenta de forma considerable nuestra exposición al sol y hay que conocer los daños que esta excesiva exposición puede provocar en nuestra piel, para evitarlos de la manera más eficaz posible.

La exposición solar moderada es beneficiosa y necesaria (mejora el estado de ánimo y aumenta la síntesis de vitamina D, que es imprescindible para fijar el calcio a nuestros huesos) por eso sabemos que el sol puede ser un gran amigo siempre que el sentido común marque esta relación. 


Usar el sentido común y tomar el sol sin excesos, con una fotoprotección adecuada y evitando las quemaduras que éste provoca, es la mejor manera de evitar daños en nuestra piel.


En España se dan 4000 nuevos casos de melanoma al año, y esta altísima cifra va aumentando sin freno. Las zonas costeras tienen la mayor incidencia de melanoma (Marbella encabeza la lista). En cuanto a cáncer cutáneo no melanoma, la prevalencia es de 160 casos cada 100000 habitantes.

Existe evidencia que en España el riesgo de desarrollar cáncer de piel es mucho mayor que en otros países porque, además de la exposición excesiva e inadecuada a las radiaciones ultravioleta (UVA y UVB), se añaden otros factores que no son tan fáciles de controlar, como el fototipo cutáneo bajo, la sensibilidad solar, la predisposición genética, etc.

deteccion precoz cancer piel

Aunque durante los últimos años la incidencia del cáncer de piel tipo melanoma o no melanoma ha experimentado un incremento evidente (con una prevalencia mayor en mujeres que en hombres) hay que disfrutar de todos los beneficios que el sol nos aporta, pero evitando todos los efectos negativos que tiene sobre nuestra piel.

Podemos tomar el sol siempre y cuando evitemos las horas centrales del día y mantengamos protegida nuestra piel con el fotoprotector adecuado y/o gafas de sol, sombreros, etc.

Y recuerda que...es mejor no cambiar un moreno pasajero, por el riesgo de desarrollar un cáncer de piel.