¿SABES POR QUÉ LA PIEL DE UN NIÑO ES MÁS SENSIBLE AL SOL?

Aunque podamos pensar que todas las pieles son iguales, no es cierto y menos en el caso de la piel de un recién nacido. Su piel es muy inmadura y sufre un proceso de maduración hasta los 9 años.

Durante este proceso presenta una serie de características que la diferencian de la piel de un adulto:

Imagen2

Se estima que entre el 50 y el 80% del daño producido por la radiación solar ocurre durante la infancia y la adolescencia, por tanto es importante tomar medidas desde el nacimiento. Lo primero es tener en cuenta que:

 

Imagen3

Un hábito incorrecto que debemos corregir, es la asociación que tenemos del uso del fotoprotector con los días soleados. Los días nublados pueden ser iguales o incluso más peligrosos. Cerca de un 20-40% de las radiaciones UV atraviesan las nubes y son reflejadas en el agua, la nieve y en la arena.

Los daños de la exposición solar son irreversibles y acumulativos y pueden evitarse inculcándoles desde pequeños hábitos y medidas preventivas:

  • Evitar la exposición solar entre las 12 y las 16 horas.
  • Utilizar protección solar especial para los niños, como por ejemplo el FOTOPROTECTOR SOLAR SPRAY INFANTIL SPF 50+ 200 mL. PARABOTICA
  • Debe aplicarse 30 minutos antes de la exposición solar y renovarse cada 2 horas y tras los baños.
  • Es importante la utilización de gorra y gafas, y en caso de piel muy sensible es recomendable la utilización de ropa.

Durante la primera etapa de la vida es cuando somos más susceptibles a los daños nocivos del sol y las quemaduras solares producidas durante estos años se consideran los principales factores de riesgo de desarrollar cáncer de piel en la edad adulta.

¡Ya sabes! Ahora es el momento de actuar, tienes toda la información necesaria para ayudar a los tuyos y procurar en la medida de lo posible un futuro más sano para todos.