Contaminación ambiental y enfermedades pulmonares. Consejos

¿CÓMO PUEDE AFECTAR LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA A PERSONAS CON ASMA O EPOC? LOS MEJORES CONSEJOS PARA COMBATIRLA

En los últimos días estamos oyendo hablar mucho de los altos niveles de contaminación ambiental que presentan las grandes ciudades como Valencia, Madrid, Bilbao, Barcelona, etc. Aunque los políticos solo se preocupen de si las mediciones son o no oficiales, lo cierto es que existe una gran contaminación que conlleva un peligro para todos los ciudadanos.

En los días anticiclónicos en los que la polución se dispara a sus niveles máximos, las personas asmáticas o con EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), sufren muchísimo las consecuencias de la alta contaminación del ambiente y a la vez se disparan las consultas de los médicos de atención primaria y neumólogos. Existe una clara relación entre los picos de polución ambiental y las consultas en urgencias de personas con asma y EPOC.


«La exposición a contaminantes ambientales en personas con EPOC o Asma puede producir exacerbaciones de sus enfermedades, aumentando la necesidad de atención sanitaria, medicamentos e ingresos hospitalarios»


CONSEJOS PARA PERSONAS CON PROBLEMAS O ENFERMEDADES RESPIRATORIAS (ASMA, EPOC) QUE VIVEN EN CIUDADES CON UNA ELEVADA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL

Durante los días que exista una mayor polución en nuestra ciudad es recomendable para todos, pero sobre todo para personas con enfermedades respiratorias, seguir con estos consejos:Asma

  • Evite en la medida de lo posible las zonas de tráfico intenso. El humo de los vehículos contribuye fuertemente al aumento de la polución.
  • En pacientes crónicos es muy importante vigilar la aparición de signos de empeoramiento de la enfermedad.
  • Hay que intentar en casa tener un ambiente lo más puro posible, eliminando el humo del tabaco, los ambientadores y/o los productos de limpieza, así conseguiremos una optimización de la calidad del aire.
  • Se deben evitar los paseos largos durante los días con mayor contaminación urbana, pero sobre todo durante las horas centrales de éstos.
  • Evita tomar antiinflamatorios no esteroideos (AINES) como el ibuprofeno, naproxeno, aspirina, etc, porque pueden empeorar el asma.
  • Siempre que sea posible será de gran ayuda proteger la nariz y la boca con alguna mascarilla para evitar la inhalación de contaminantes.
  • Es muy importante estar informado cuando haya amenazas de contaminación grave para así evitar en la medida de lo posible la exposición a la polución.
  • Se debe evitar que tanto los niños como los adultos hagan ejercicio físico intenso durante los días de mayor polución ambiental.

PRINCIPALES GASES CONTAMINANTES Y FUENTES DE CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

Existen muchas fuentes de contaminación atmosférica diferentes, tanto en las ciudades como en el ambiente rural, como son:

  • Fuentes de combustión estacionaria: Se trata de la quema de combustibles fósiles en las zonas industriales, que contribuyen a la emisión de dióxido de nitrógeno (NOx), o dióxido de azufre (SO2).
  • El transporte por carretera: Las emisiones por evaporación de combustible contribuyen de manera significativa a la contaminación del aire con la emisión de monóxico de carbono (CO), dióxido de nitrógeno (NOx), compuestos orgánicos volátiles (COV) y materias particuladas suspendidas (PM).
  • Fuentes intermitentes: Como los incendios forestales, quema de biomasa, incineración de residuos, etc. 

Como todos sabemos, la llegada de sustancias contaminantes al aparato respiratorio produce inflamación en la mucosa nasal y bronquial que se traducen en la aparición de síntomas como tos, disnea, expectoración, dificultad de respirar, etc. Si este contacto con los contaminantes se prolonga durante el tiempo, se puede facilitar la aparición de enfermedades crónicas respiratorias, como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Por todas estas razones es muy importante seguir los consejos para evitar todo lo que podamos la exposición a los tóxicos ambientales.