OTITIS DEL NADADOR

¿QUÉ ES LA OTITIS DEL NADADOR? CONSEJOS PARA EVITAR LA OTITIS EXTERNA EN VERANO

En verano pasamos más tiempo en la playa y la piscina, y con las altas temperaturas lo que más apetece es estar dentro del agua. Estas condiciones son las que suelen causar la otitis del nadador, mucho más frecuente en esta época del año.

¿Qué es la otitis del nadador?

La otitis externa, o también conocida como “otitis del nadador”, es una infección del conducto auditivo externo, la parte del oído situada entre la oreja y el tímpano. Puede ser causada por varios tipos de bacterias u hongos. Según su evolución se puede considerar una otitis aguda, si dura poco tiempo, o una otitis crónica, si el proceso se prolonga.

Síntomas de la otitis externa

  • El síntoma principal es el dolor de oído de intensidad variable, pudiendo empeorar si se presiona la región anterior del oído o se tira de la parte externa del oído.
  • En ciertos casos el dolor se acentúa al masticar.
  • Picor de oído, incluso antes de que aparezca el dolor.
  • Rojez de oído e incluso puede haber inflamación.
  • En algunos casos graves puede haber secreción purulenta
  • Descamación de la piel de alrededor.
  • La inflamación del conducto auditivo conlleva una disminución temporal de la audición.

¿Cuál es la causa de la otitis externa?

La principal causa suele ser la combinación de una pequeña lesión en el oído junto con la presencia de humedad. Las otitis externas son más características de verano, ya que aumentan los baños en piscinas, playas o ríos. Estas actividades junto con alguna lesión en el oído es lo que puede desencadenar una otitis.

El ambiente húmedo junto con la lesión favorece la entrada de bacterias u hongos, siendo las más frecuentes Pseudomona aeruginosa y Staphylococcus aureus.
Los niños son más susceptibles de sufrir la otitis del nadador, aparte de ser los que más horas pasan dentro del agua, la anatomía de su trompa de Eustaquio es más corta, estrecha y tiene una disposición horizontal, lo que facilita las infecciones.

¿Cómo se puede evitar la otitis? Consejos para prevenir la otitis del nadador

  1. Lo principal es secarse la parte externa del oído y la entrada del conducto auditivo al salir del agua. Debe hacerse con la punta de una toalla o ladeando la cabeza de un lado a otro.
  2. Se debe reducir el tiempo de inmersión de la cabeza, sobre todo en los niños ya que son más propensos.
  3. Usar tapones específicos o gorros de baño que reducen la probabilidad de sufrir una otitis externa, pero no aseguran al 100% que no entre agua en el oído.
  4. Siempre que se hagan inmersiones en el agua, hay que asegurarse de que sean aguas limpias y no estén contaminadas.
  5. Baja ningún concepto deben utilizarse bastoncillos, horquillas o palillos para limpiar o rascar el oído. Con estos objetos lo único que puede ocurrir es que se erosione la piel y se empuje la cera hacia el interior del oído. Los bastoncillos sólo deberían utilizarse para limpiar los pliegues de la oreja.
  6. Puede utilizarse un secador de pelo en caso de que sea necesario, manteniendo la suficiente distancia para no quemarse.
  7. Suele ser frecuente que el agua se quede retenida en el interior del conducto auditivo y para eso se pueden aplicar unas gotas de alcohol boricado a saturación que se prepara en farmacias.
  8. Las personas con tendencia a formar tapones de cera es conveniente que se realicen una limpieza del conducto auditivo antes del verano, siempre por parte de un profesional sanitario.
  9. Evitar la utilización de espráis que cambian el pH de la piel del conducto y reducen sus mecanismos de defensa.
  10. Acudir a la consulta del otorrinolaringólogo en caso de sufrir molestias y síntomas

Tratamiento de la otitis. ¿Qué gotas puedo usar para la otitis externa?

El tratamiento de la otitis externa siempre dependerá de la gravedad de la infección y de la cantidad de dolor. Lo principal es no mojar el oído y evitar los baños en la piscina y la playa durante todo el tratamiento.

En caso de ser necesario pueden utilizarse calmantes de venta libre (paracetamol o ibuprofeno) para calmar el dolor. No obstante, es importante acudir al médico ante los primeros síntomas para un diagnóstico correcto y así evitar la automedicación que pueda acabar agravando el problema.
Según la gravedad de la infección, el médico puede recetar gotas solo con antibiótico para combatir la infección o junto con corticoides si hay inflamación del canal auditivo.

¿Cuánto dura la otitis?

La otitis externa por lo general se cura en unos 7 a 10 días a partir del comienzo del tratamiento. Puede notarse mejoría a los pocos días de empezar el tratamiento pero es muy importante continuar la pauta indicada por el médico y finalizar el tratamiento. Si se interrumpe antes de lo debido puede conllevar recaídas que terminan alargando todavía más la infección con la posible aparición de complicaciones.

¿Hay algún producto natural para la otitis?

En caso de que empieces a notar síntomas de una posible otitis, lo más recomendable es acudir a un médico especialista para que haga un diagnóstico concreto. Existen ciertos productos para evitar la otitis externa, la mayoría de ellos actúan secando el agua que se queda retenida en el oído después de los baños, como por ejemplo:

  • DRYOTIX SPRAY 30 mL, utilizado para secar y eliminar el exceso de humedad retenida en el conducto auditivo. 
  • Alcohol boricado a saturación de venta en farmacias.
  • OTIBON Spray ótico 15 mLformulado con ingredientes naturales para aliviar el dolor de oído.

Aproximadamente el 90% de las otitis externas ocurren en verano y cuando son frecuentes pueden llegar a estropearnos las vacaciones. Aunque es fácil coger una otitis con los consejos mencionados anteriormente pueden llegar a evitarse y así poder disfrutar de la playa y la piscina sin complicaciones.