Mitos y realidades de la depresión

10 FALSOS MITOS Y REALIDADES SOBRE LA DEPRESIÓN

La depresión es un trastorno mental muy frecuente. La OMS (Organización Mundial de la Salud) estima que unas 300 millones de personas en todo el mundo sufren depresión. Aunque existe tratamiento efectivo, más de la mitad de los afectados no lo reciben. Entre las causas destacan la falta de recursos, diagnósticos inexactos y la estigmatización de la enfermedad. La visión que sigue teniendo la sociedad sobre las enfermedades mentales es la que lleva a la invención de falsos mitos sobre la depresión y a una mayor dificultad, por parte de los afectados, de superar la enfermedad. 

La depresión afecta a personas de carácter débil

FALSO. La depresión puede afectar a cualquier persona, no depende de la personalidad, sexo, etnia ni edad. Ciertas situaciones difíciles pueden llevar a una depresión, pero esta al fin y al cabo es una enfermedad mental con diferentes desencadenantes (psicológicos, sociológicos, biológicos o genéticos).

Existe la depresión orgánica

VERDADERO. Un cierto porcentaje (20-40%) de personas con enfermedades del Sistema Nervioso Central son susceptibles a padecer depresión durante el transcurso de su enfermedad. De entre ellas destacan: Parkinson, Huntington, Wilson, tumores del Sistema Nervioso Central, enfermedad vascular cerebral, demencias, esclerosis múltiple, epilepsia o traumatismo craneoencefálico.

También se han relacionado algunos trastornos endocrinos, patologías reumatológicas, neoplasias y ciertos virus con mayor predisposición a padecer depresión.

Estar siempre triste puede ser síntoma de depresión

VERDADERO. La depresión se manifiesta tanto con síntomas físicos como emocionales. Los síntomas físicos pueden ir des de trastornos del sueño hasta trastornos del apetito. Dentro de los síntomas emocionales destacaría una tristeza constante, falta de autoestima, trastonos del comportamiento...

La depresión puede heredarse

EN INVESTIGACIÓN. Los estudios realizados en este ámbito han demostrado que pueden heredarse ciertos genes que pueden predisponer a padecer depresión, pero por el momento se desconocen los genes causantes. 

La depresión se debe a un déficit de neurotransmisores

CONTROVERTIDO. Hasta el momento la depresión se ha atribuido a una disminución de neurotransmisores como serotonina, noradrenalina, dopamina...Pero hay una nueva teoria que relaciona la depresión con lesiones neuronales en la zona del hipocampo. 

El estrés se relaciona con la depresión

VERDADERO. El estrés aumenta la concentración de hormonas esteroideas (cortisol) en el torrente sanguíneo y en el cerebro. Se están relacionando las altas concentraciones de cortisol durante periodos prolongados como una de las posibles causas de la lesión de las neuronas del hipocampo. 

La depresión es muy difícil de tratar

FALSO. Según la OMS, la depresión es uno de los problemas de salud mental que mejor responde al tratamiento. Los mejores resultados se obtienen de la combinación de tratamiento farmacológico y psicoterapia. Hay que tener en cuenta que los resultados no son inmediatos y son necesarios varios meses para notar mejoría. 

Los antidepresivos actúan eficazmente en la depresión moderada a grave, pero no son la primera elección en casos de depresión leve. Los niños no deben tratarse con antidepresivos y en el caso de los adolescentes se recurrirán a otros métodos antes de utilizar antidepresivos, y en caso de ser necesarios se utilizaran con precaución.

La terapia psicológica no ayuda en la depresión

FALSO. La terapia psicológica sirve de gran ayuda para controlar los síntomas del paciente y para ayudarle a controlar sus emociones y factores de personalidad que lo predisponen a la depresión.

El consumo de cannabis favorece la aparición de depresión

VERDADERO. La mayoría de investigaciones que han estudiado la posible relación del consumo de cannabis con la depresión han obtenido resultados positivos en esta vinculación. En estos casos es más frecuente la aparición de ideas suicidas y el sexo femenino es el más susceptible.

Durante el embarazo se puede continuar con el tratamiento antidepresivo.

FALSO. Cualquier mujer en tratamiento antidepresivo que se quede embarazada debe consultarlo con su obstreta y médico especialista. En caso de ser necesario el tratamiento, deberá realizarse con mucha precaución y bajo control médico. 

Una vez desmentido estos falsos mitos, es importante remarcar la importancia de esta enfermedad. Se trata de un problema de salud como cualquier otro y debe ser considerado como tal. No hay que ignorar los mínimos detalles que nos indican que quizá alguien esté sufriendo depresión. La depresión puede ser leve pero también puede prolongarse pasando a moderada/grave, pudiendo llevar hasta el suicidio. Tiene solución y hay que buscarla por nosostros mismos y con la ayuda de quien nos rodea y de los profesionales sanitarios.