Alergia Primaveral: Claves para evitar los alérgenos

ALERGIA PRIMAVERAL 2019: CONSEJOS PARA LA PREVENCIÓN DE LOS PÓLENES

La llegada de la primavera no solo trae más horas de sol al día y subidas en la temperatura, también, y por desgracia, aumentan los niveles de polen en el ambiente debido a la floración de muchas especies de árboles y plantas. 

Según la SEIAC (Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica), como el otoño ha sido casi un 20% más lluvioso que la media de los últimos años, las plantas y árboles han tenido un crecimiento mayor, Eso nos hace presagiar que las alergias a pólenes de todas las especies se pueden ver aumentadas, pero como durante el invierno ha llovido muy poco, mucho menos de lo esperado y han existido grandes oscilaciones térmicas (mucha diferencia entre la temperatura más baja del día y la más alta), se ha visto favorecido especialmente el crecimiento de las cupresáceas (cipreses).

Si sumamos los efectos de un otoño lluvioso y un inverno más seco entenderemos que esta primavera puede ser especialmente dura para los alérgicos al polen, principalmente para los alérgicos a las cupresáceas, aumentando los episodios de alergias primaverales en personas alérgicas al polen del ciprés.

¿Qué es la polinosis?

La polinosis es la sintomatología que se produce por la sensibilización clínica a los alérgenos de los pólenes, es decir, la polinosis son los síntomas que sufren las personas alérgicas a pólenes, la rinoconjuntivitis (estornudos, picor en ojos y nariz, enrojecimiento ocular y congestión nasal) y hasta en un 40% de los casos cursa además con asma.

¿Cómo puedo evitar los pólenes? Los mejores consejos para minimizar el contacto con los alérgenos del polen

Existen una serie de medidas higiénicas que nos van a ser de gran utilidad para controlar los síntomas de la alergia primaveral. Como todos habréis pensado, la mejor medida (diríamos que fundamental), es evitar la exposición y contacto con los pólenes alergénicos. Si, y también sabemos que no es nada fácil cumplir con esta medida fundamental, por eso os vamos a explicar una serie de consejos que pueden ayudaros e impedir el contacto con el polen en épocas de polinización, o al menos, disminuir mucho la exposición, lo que implica una mejoría de los molestos síntomas de la alergia.

  1. No abrir las ventanas de casa ni a primera hora de la mañana ni cuando cae el sol. La casa se ha de ventilar al mediodia y por poco tiempo. Por la mañana y por la tarde es cuando los niveles de polen atmosférico están más elevados.
  2. Cuando se salga a la calle se ha de llevar gafas de sol (evita el contacto directo del alérgeno con los ojos), gafas antipolen y mascarilla. De esta manera evitaremos el contacto del polen con los ojos y la mucosa nasal.
  3. En casa, ducharse y cambiarse la ropa nada más llegar.
  4. Evitar tender la ropa en el exterior, los granos de polen se pueden quedar atrapados en las prendas.
  5. No cortar el césped ni podar en días de alta polinización. Debemos evitar actividades que puedan remover partículas de polen. Tampoco barrer terrazas, etc.
  6. Poner filtros antipolen al coche y en los aparatos de aire acondicionado de casa.
  7. Es mejor coger el coche que la bici o la moto. Y cuando vayamos con el coche, siempre las ventanillas cerradas.
  8. En caso de alergia a gramineas, no es nada recomendable tumbarse sobre el césped.
  9. Evitar las salidas al campo y las actividades al aire libre en días “pico”. Durante estos días, y los dias de fuerte viento, es mejor permanecer en casa el mayor tiempo posible, si se puede.
  10. Evitar actividades al aire libre entre las 5 y las 10 de la mañana (mayor emisión de pólenes) y entre las 19 y las 22 de la tarde (periodo donde desciende el polen desde la atmosfera por el enfriamiento del aire).
  11. Consultar los niveles de polen en la web www.polenes.com.

Especies de plantas más alérgicas en España en 2019

alérgicos al polen del ciprés 2019Polinosis plátano de sombraAlergia al polen del olivo 2019

 

 

 

 

 

 

  

Todo indica que durante la primavera de 2019 las personas que más van a sufrir serán los alérgicos al polen de las crupesáceas y las arizónicas y también se verán especialmente perjudicados los alérgicos al plátano de sombra, sobre todo en las grandes ciudades. 

¿Sabías que...?

  • En los días secos, con viento y soleados hay más polen ambiental. Por el contrario, los días de humedad o lluvia diminuyen la cantidad de polen del ambiente.
  • Las zonas de costa tienen unos niveles de polen más bajos que las zonas de interior, pero durante más tiempo. En las zonas de interior, el polen en el ambiente dura menos tiempo.
  • El polen no es exclusivo de la primavera. Cada planta tiene su época de suelta de polen, y aunque muchas de ellas sí coinciden en los meses de la primavera, existen otras especies lo hacen en invierno (cipreses).
  • La prevalencia de enfermedades alérgicas ha aumentado mucho en los últimos años debido a factores genéticos y ambientales (polución).
  • Todas las plantas polinizan, pero NO todas producen polinosis.
  • La pelusa blanca que aparece en primavera no es polen, esa pelusa blanca es un algodoncillo (vilano) que envuelve sus semillas para que puedan volar y así facilitar su dispersión. Las partículas de polen son microscópicas.
  • El tipo de planta que más alergia al polen produce en España y en toda Europa es el de las gramíneas debido a su extensa distribución y a la gran alergenicidad de sus pólenes.

Aunque sabemos que es muy complicado, seguir estas instrucciones que os acabamos de explicar pueden hacer que mejoren muchísimo nuestros síntomas y que afrontemos la temporada de alergia primaveral 2019 con muchos menos síntomas.